martes, 16 de septiembre de 2014

Motu Proprio Summorum Pontificum: A los siete años


A  los siete años de la puesta en práctica del Motu Proprio Summorum Pontificum, del Papa Emérito Benedicto XVI, celebramos con corazón agradecido en la Santa Misa Solemne de Forma Extraordinaria, por invitación de Cœtus Fidelium (grupo de fieles) que se reúne en Algarrobito.

Sirvieron de: Subdíacono, don Rafael Rojas Larenas, Cura  de las Parroquias de Monte Patria y Rapel (de la Arquidiócesis de La Serena); Diácono, don José Lucio Cáceres Méndez, Cura de Caimanes (de la Prelatura de Illapel), y Presbítero, don Carlos Gabriel Bolelli Serra, Cura de Algarrobito.

En la Exaltación de la Santa Cruz, el día domingo 14 de septiembre de 2014, en la Parroquia San José de Algarrobito de la Arquidiócesis de La Serena, al mediodía la Iglesia Parroquial estaba llena de feligreses, el señor Cura , recibió en la Puerta y le acercó agua bendita  al señor Arzobispo de La Serena, Su Excelencia Reverendísima Monseñor René Rebolledo Salinas, quien entró bendiciendo a la comunidad reunida y en el presbiterio se hincó al faldistorio a adorar al Santísimo Sacramento, unos instantes en silencio, y, habiéndose cantado las oraciones ad hoc, pasó a su sede para asistir y luego predicar en la Santa Misa.

Luego de la preparación con la aspersión con Agua Bendita de todos los asistentes, junto al canto del Asperges me,  comenzó la Santa Misa.

El presbiterio, lleno de luz y brillo,  estrenaba su nuevo sistema eléctrico y el retablo mostraba sus más hermosos colores... Cirios, arreglos  florales e incienso expresaban la actitud y disponibilidad a la oración, en matices, texturas  y aromas. ..  todos los sentidos estaban dispuestos para glorificar al Señor, que por su Santa Cruz ha redimido al mundo.

La Schola Cantorum y la Asamblea alternaban en coros de mujeres y hombres con la Missa de Angelis en un espíritu de gran unción y solemnnidad.

Participaron personas de las tres Provincias de la Región de Coquimbo (Elqui, Limarí y Choapa), como también vinieron familias de  Santiago; personas de todas las edades unidas en el gozo de alabar a Dios en el silencio, el canto y la oración.

Al término de la Santa Misa un grupo cercano al centenar de personas compartió en el Quincho de la Casa Parroquial un almuerzo campestre de camaradería.

En la ocasión, las tres señoras representes del Cœtus Fidelium que se reúne en Algarrobito le entregaron una carpeta  Pro Memoria de las acciones de la Tradición por estas tierras.

En esta región estamos en la más grande sequía registrada,  nuestras oraciones han sido escuchadas con la copiosa lluvia del día sábado 13 y nuestra celebración coronada con un espléndido día con despejado y cálido sol anunciando la próxima primavera.